Higiene

La higiene y colocación de la bolsa será una tarea sencilla que formará parte de nuestra higiene diaria. Por ello, te animamos a que comiences a realizar esta tarea lo antes posible.


MATERIAL NECESARIO

  • Dispositivo o bolsa de recambio.
  • Bolsa de plástico para material sucio.
  • Papel higiénico o pañuelos de papel.
  • Toalla suave.
  • Jabón neutro.
  • Agua del grifo templada.
  • Esponja suave.
  • Tijeras curvas (si la bolsa no viene precortada)
  • Espejo si fuera necesario, para verse el estoma.

 

  •  CAMBIO DE BOLSA

-          Despegar el adhesivo de arriba abajo con suavidad, sin dar tirones y sujetando la piel de alrededor del estoma con la otra mano.

-          Introducir el dispositivo ya usado en una bolsa o papelera para su deshecho y retirar los restos con papel higiénico.

-          Lavar el estoma sin frotar con agua y jabón. Se puede utilizar el mismo jabón que para el resto del cuerpo siempre que tenga un PH neutro.

-          Si necesitas cambiar la bolsa y no dispones de agua y jabón, puedes emplear toallitas limpiadoras y secarte con un pañuelo de papel.

-          No debemos asustarnos si el estoma sangra un poco. En éste caso, lavar suavemente y si persiste el sangrado presionar ligeramente con la esponja humedecida en agua fría.

-          Aclarar y secar muy bien con una toalla limpia, dando suaves toques pero sin apretar ni frotar.

-          Comprobar la buena coloración de la piel y el estoma y que no se ha producido ningún cambio importante.

-          Si existe vello alrededor del estoma, puedes recortarlo o eliminarlo con unas pinzas, pero nunca rasurarlo.

-          A continuación, recortar el diámetro (circunferencia) del disco adhesivo exactamente a la medida y según la forma del estoma. Existen guias que te pueden ayudar.

-          A veces el estoma no es redondo. En estos casos, para ajustar el dispositivo se puede realizar una plantilla dibujando el estoma sobre un papel transparente y copiarlo en el dispositivo antes de recortarlo.

-          Mide el tamaño de tu estoma durante los primeros meses porque es habitual que, al principio, sea más grande y que a medida que vaya cicatrizando, reduzca su tamaño.

-          Colocar el adhesivo de abajo a arriba y presionar suavemente con el dedo alrededor, evitando que se formen pliegues y arrugas.


Podemos elegir entre ducharnos con o sin bolsa, todos los dispositivos están preparados para mantenerse pegados a la piel aunque nos mojemos.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Asociación de Ostomizados de Córdoba